ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

lunes, 18 de junio de 2012

Ateo de amor 2. Boda inesperada. 8

Opinión: 




CAPÍTULO 8

. Hace mucho que no sabemos de Konrad-decía Catalina a Ricardo mientras sembraban unas patatas en la huerta.


Ricardo se secó el sudor de la frente, hacía calor esa primavera, recordaba pocas así.


. -Le dije se quedase aquí, ayudándonos pero él es un alma libre, no puede parar en ningún sitio.

. -Sentará la cabeza tarde o temprano, como tú.-sonrió Catalina y le dio un beso en la mejilla.

. -¿Tú crees? Tal vez no vaya con su estilo de vida sentar la cabeza jamás.

. -Todo el mundo la sienta. Créeme-di
jo ella.. Konrad no es todo el mundo y lo sabes. No piensa en el mañana, ni en el ayer, solo en el hoy.

. -Hasta que encuentre a alguien que le haga pensar en eso.

. -Bueno, no existen tantas personas como tú para hacer cambiar así 
de pensar.

. -En el fondo, tú siem
pre quisiste algo como esto, así es más fácil.

. -¿Y tú? ¿Soñaste alguna vez con esta forma de vida? A veces pienso que te estoy quitando algo.




. -Adoro esta forma de vida, Ricardo y lo que es mejor, te adoro a ti-otro beso, esta vez más lento, más amoroso voló 
hacia los labios, ahora, de Ricardo.

. -Me parece que como sigamos tan acaramelados vamos a tener que 
dejar la siembra de patatas para mañana-dijo Ricardo picarescamente pero no muy en broma.

. -Seamos sensatos, mañana va a llover, mejor estén sembradas para entonces-dijo ella, cogiendo la azada.

. -Está bien, lo que diga la jefa.


Catalina le tiró una patata.


Los dos rieron mientras se afanaban en el trabajo.
Publicar un comentario