ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 22 de junio de 2012

Ateo de amor 2. Boda inesperada. 12

Opinión: 




CAPÍTULO 12

. -Llegamos, sé de una pensión de cuando estuve aquí.

. -¿No te quedabas en casa de Ricardo?

. -Bueno, para algunas cosas no iba a estar en su casa.

. -Ya, comprendo-dijo ella secamente.-chicas.


Parecía hasta celosa y todo.


. -No tantas-confesó él.

. -Suficientes. No me cuentes tu vida tú ahora, anda.-dijo ella, poniendo cara de póker.

. -No, yo esas cosas no las cuento, son particulares. Además, ¿para qué contártelas a ti si tú sabes más que yo de esos asuntos? Yo lo hacía por placer pero tú...

. -Cuidado Konrad, te dije que te equivocabas conmigo. No hagas que me arrepienta de venir aquí, me olvide de todo y me largue.

. -No intentes hacer daño a Catalina y Ricardo. Te aviso.

. -Sabrás tú lo que yo quiero intentar, aunque me caen mal.
-dijo ella.


. -No dejaré que metas la nariz entre ellos, recuerda que te vigilo las 24horas del día.


. Uy, qué afortunada soy, ¿también me vigilarás en la cama?-le guiñó un ojo, sabiendo que eso lo descolocaría.

. -Seguro que para eso ya te buscas a alguien con más dinero-soltó él.


Estaban entrando en una situación de medio reproches, medio odio.


. -Mira listo, te contaré una cosa, jamás me a
costé con alguien por dinero. (y para sí misma se dijo, ni sin dinero…)

. -No, qué va. ¿Con Andreas era por su cara bonita?

. -No me acosté jamás con Andreas, aunque no fue por intentarlo él-dijo ella mirando fijamente a Konrad.

. -A otro perro con ese hueso pelirroja. Hemos llegado-dijo 
Konrad empezando la maniobra de aparcar en esa estrecha y antigua calle de Cangas del Narcea-Pensión La Perdiz.

Publicar un comentario