ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 18 de mayo de 2012

Sitios con encanto. Patraix. Valencia.

Opinión: 
Retomamos esto de sitios con encanto y bueno, empiezo con un Barrio anexionado de Valencia, Patraix, que tiene mucha historia.


Es muy posible que los orígenes de Patraix se remonten a la época romana, si nos atenemos a la formación de su nombre y a las inscripciones lapidarias aparecidas en esta zona.
A partir del hallazgo, en una casona señorial, de las dos lapidas sepulcrales, en 1872, se deduce que en esta zona hubo un asentamiento humano en la dominación romana y que más tarde también la hubo árabe, pero no es hasta la Reconquista cuando comenzamos a tener datos documentados de la historia de este barrio.








Ya es durante el reinado de Carlos III cuando el termino municipal de Valencia es dividido en cuatro “quarters” regidos por alcaldes propios. Patraix fue uno de ellos, conservando su independencia municipal hasta 1870, cuando por real orden de 22 de junio del propio año, hecha efectiva el día 5 de septiembre siguiente, pasó a formar parte del municipio de la capital valenciana, constituyendo en la actualidad una de sus barriadas más importantes y populosas.
Edificio que hay que destacar en el barrio de Patraix es la Alquería de los Salavert, que ocupaba los terrenos de lo que hoy es la calle Impresor Monfort y por cuya puerta pasaba el camino de Torrente. Junto a esta alquería construyó el concejal Llopis su chalet gracias al regalo de terreno que estos nobles le hicieron, en pago a un servicio de leyes.
La industria en Patraix fue bastante diversa y como prueba de ello tenemos la numerosa variedad de fábricas que se ubicaron en el barrio y que convivían con los huertos y el trabajo agrícola que ocupaba la mayor parte de la población.

A parte de las fábricas de seda, existían dos fábricas de juguetes e instrumentos musicales: la primera en la misma calle Nicolás Factor dedicada a los acordeones y juguetes, la cual desapareció durante la guerra y la segunda en la calle Azagador de las Monjas donde también se construían aparte de juguetes, acordeones y tambores, y que a su vez también fue destruida durante la guerra pensando que se trataba de una fábrica de armas.
Publicar un comentario