ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 12 de abril de 2012

Relojes. El Reloj Atómico.

Opinión: 


Mientras el reloj mecánico depende de un péndulo para funcionar, el atómico trabaja con la frecuencia de las transiciones energéticas hiperfinas (en rangos de las microondas) en los átomos.

En un extremo del reloj de cesio hay un horno con una placa de cesio del que se evaporan iones de este metal. Los iones se presentan en dos estados dependientes del spin del último electrón del cesio. La diferencia de energía entre estos dos estados corresponde a una frecuencia de 9.192.631.770 Hza. En cada estado, los iones tienen propiedades magnéticas diferentes. Tras la evaporación, se utiliza un imán para separar los iones y descartar aquellos con mayor energía. Los iones con menor energía van a parar a una cámara.


El verdadero reloj es un oscilador electrónico que genera pulsos de una frecuencia que puede ajustarse. Esta frecuencia se ajusta a la de la transición hiperfina del cesio por el siguiente proceso de realimentación. Un radioemisor de microondas llena la cavidad de la cámara de forma uniforme con ondas radioeléctricas con la frecuencia del oscilador electrónico. Cuando la frecuencia de la onda radiada se acopla con la frecuencia de la transición hiperfina del cesio, los iones de cesio absorben la radiación y emiten luz. Una célula fotoeléctrica es sensible a la luz emitida y está conectada al oscilador electrónico mediante instrumentación electrónica.


Para realizar la medición a través de estas partículas es necesario crear un campo electromagnético que no existe de forma natural en el Universo.
Publicar un comentario