ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

lunes, 16 de abril de 2012

Relatos cortos. Los Reinos de Overlastar 1. Alux 1.

Opinión: 
El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Primero)




Los Reinos de Overlastar 1. Alux 1.


No sucedió nada y Kalaprius solamente pensó en cómo aún no estaría la Reina paralizada del todo por su hechizo. Parecía fuerte esta humana. Interesante descubrimiento……..

En ese momento una luz cegadora seguida de un gran trueno abarcaron todo el territorio de combate.

-Algún elfo aún tiene ganas de jugar—pensó Kalaprius sin darle importancia al asunto.


Pero algo estaba pasando ahí abajo, notó cierta alteración y observó algo que lo dejó asombrado, medio centenar de centauros armados con grandes mazas estaban sembrando el pánico entre sus monstruos. ¿De dónde habían salido esos habían salido esos seres mitológicos?

-Sabemos lo que piensas—oyó Kalaprius pero aún no veía nada, sería en su mente, algún elfo pensó—llevas razón, somos elfos pero no los que crees, una vez nos buscaste, ahora te hemos encontrado nosotros.

-Se nos ha llamado y vemos que quien nos llamó usó el anillo exactamente para lo que fue creado y regalado—dijo otra voz diferente en la mente del demonio.

Este no hacía más que mirar para todas partes sin ver nada, se sentía un poco acorralado aunque lo mismo era un último truco de unos elfos ya derrotados prácticamente. 

O no, los centauros estaban dispersando a sus tropas y la mayoría ya huía por donde mejor podía y los arqueros de nuevo tuvieron ese respiro que necesitaban, volvieron a hacer miles de dianas perfectas.
Publicar un comentario