ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 8 de abril de 2012

Relatos cortos. Los Reinos de Overlastar 1. Entre montañas anda el juego 6.

Opinión: 
El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Primero)


Los Reinos de Overlastar 1. Entre montañas anda el juego 6.


Las cosas iban bastante mal para los elfos de la pradera, estaban siendo superados por medio de la magia de los otros pero esa distracción sirvió para que los hechizos de oscuridad se debilitasen y ahora los enanos tenían mucho que decir sobre el tema. 

Empezaron a llover piedras de las ondas y a los elfos oscuros que no sabían levitar los arrasó un aguerrido pelotón enano a pesar de fuego, rayos y todo lo que echaron para contenerlos. Al frente de ese pelotón iba Antarka y al traspasarlo ya se metió directamente dentro de la cueva. 


Arges al notar eso dio un grito de alerta y se dirigió hacia la entrada. Momento que aprovechó Askanil para traspasar su escudo mágico y enviar flecha tras flecha hacia él. Arges murió. La batalla aún iba a durar un poco pero ya se adivinaba el resultado. 

Elfos y enanos habían colaborado involuntariamente mutuamente y eso había hecho posible esta gran victoria.

El Rey Askanil partió en pos de Antarka al interior de la cueva para ver si estaban ahí las Reinas. 

Antarka gritaba Pomar ¿Dónde estás mi Reina? Eso guió a Askanil. Al final se juntaron y se miraron pero no dijeron nada. Escucharon unas débiles voces y siguieron avanzando y bajando hacia el interior de la gran cueva, cada vez las voces eran más claras.

Antarka , Antarka, estamos aquí-pareció oírse ya más claramente. Ellos siguieron esas voces.
Publicar un comentario