ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 6 de abril de 2012

Relatos cortos. Los Reinos de Overlastar 1. Entre montañas anda el juego 4.

Opinión: 
El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Primero)


Los Reinos de Overlastar 1. Entre montañas anda el juego 4.


Binekos le lanzó 10 flechas en menos de 3 segundos ni una le rozó no por falta de puntería, todas iban al corazón, solamente que el demonio se protegía con algún escudo mágico. Decidió cambiar a la magia y le lanzó un hechizo de fuego y el demonio se rió de él.

-¿Eso es todo lo que sabes hacer asqueroso elfo?—le dijo y con un gesto le lanzó un rayo que el dragón esquivó por milímetros aunque Binekos tenía los pelos de punta.


-Lárgate de aquí demonio, esta no es tu tierra. Vete por donde viniste—dijo Binekos y le lanzó un rayo de hielo.

Kalaprius ahora sí que acusó algo el frío y Binekos supo que ahí podía estar la clave pero el malvado ente lanzó un huracán sobre la zona que estaban el dragón y el Príncipe y estos se sintieron lanzados a merced del viento.

-Con respecto a ti Reina humana, tengo otros planes mejores—dijo alargando su mano para lanzarle alguna clase de magia.


Antarka ordenó a su gente usar las ondas y que lanzasen piedras a discreción, como no podían ver nada por el hechizo de oscuridad que habían lanzado los elfos, al menos esperaba sorprender con esto. Algo sorprendió, por lo menos a los que estaban aún saliendo de la cueva pero a los que ya estaban levitando sobre ellos para terminar la faena, no. 



Veían clara su victoria los elfos oscuros, Arges ya veía el reconocimiento de Kalaprius como buen defensor y estratega. 
Publicar un comentario