ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

sábado, 28 de abril de 2012

Cosas de mi pueblo. Minas de Almadén. Incendio de las minas.

Opinión: 
Comenzamos otra nueva sección encaminada a que conozcamos más sobre la historia de las Minas de Almadén.


Hoy tocaremos el Incendio que sufrieron dichas minas en el siglo XVIII.



Ya hemos comentado en otros post la importancia que tuvo Almadén y sus Minas en el avance de nuestro país y parte de Europa, gracias al uso que se le daba al mercurio para la amalgama con la plata del Nuevo Mundo.


Hacia la segunda mitad del siglo XVIII, las Minas de Almadén recibieron importantes avances tecnológicos y su ingeniería minera era de la mejor del mundo ya que venían importantes ingenieros de alto nivel.


Un naturalista irlandés que estuvo visitando las Minas de Almadén, publicó un libro llamado " Introducción a la Historia Natural y a la Geografía Física de España", dejó una reflexión:



"Los mineros de Almadén son atrevidos y tienen robustez, maña y penetración, la que haga falta  y con el tiempo serán excelentes Mineros, cuando aprendan la verdadera ciencia de las minas, que consiste en saber diferenciar y seguir las vetas importantes de mineral".


Luego, este señor, Bowles, aconsejaba a los responsables de las Minas que retomasen el contacto con la minería sajona, la más avanzada de Europa.


Y así pasó, se retomó y el primer ingeniero que llegó a las Minas de Almadén desde Sajonia (Alemania) fue Henning Karl Koehler, con una cuadrilla de mineros especializados de su tierra.
Este ingeniero murió tras estar solamente 3 años en Almadén, en los que ocurrió el incidente más grave de Las Minas.


El 7 de enero de 1755 se declaró un gran incendio en el interior de las Minas, un incendio que duró 2 años y medio en ser apagado. Eso a pesar de haber tapado todos los respiraderos y socavones para que el incendio muriese por la falta de oxígeno.


El 23 de julio de 1757 se pudo bajar de nuevo a las Minas.
Había en el interior de la Mina cuando empezó el incendio, numerosas toneladas de maderas, las usadas en la entibación de los túneles y diverso material inflamable.
Incluso se hundieron algunas casas adyacentes a la zona de las minas debido al incendio.


A consecuencia de esto, cuando se volvió a trabajar en las Minas después del incendio, se evitó el uso de maderas para entibar en lo más posible, sustituyéndolo por mampostería.


De todas formas y para que nos demos cuenta del tremendo incendio, aún hubo focos hasta 1758.
Publicar un comentario