ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Tamara. La domadora de dragones. ¿Sueños o realidad?

Opinión: 
Anteapos estaba lejos, muy lejos. Perdido en alguna extraña dimensión donde lo mínimo que existirían serían seres con buen número de brazos, cabezas, colmillos o quién sabe qué otras cosas horripilantes, o no, según se mire y el sentido de la moda de quién lo mire.

No, no estaba en misión secreta, ni siquiera en misión normal. No, no estaba en ninguna misión en concreto, su elección fue propia, personal e intransferible.

Simplemente buscaba a su madre.
Hacía tiempo, no recordaba cuánto, que no la veía. Era su único parentesco conocido y, ni siquiera sabía que estuviese viva todavía.
De ahí que hubiera dejado la dimensión donde estaba ubicado el planeta Tierra y a sus amigos y protegidos de allí, entre ellos, a Tamara.

Y no es porque no quisiera estar allí pero el sentido familiar le llamaba y no podía renegar de él.

Tamara no tuvo nada que objetar, claro está. No debía, aunque cuando Anteapos se alejaba, ella se sentía más sola, más débil, incluso, algo enferma.

De hecho, este era uno de esos días en los que sentía bastante mal y, la verdad, no tenía ganas de contárselo a nadie, solo Anteapos la comprendía totalmente por su conocido vínculo. Pero él estaba lejos, él no sabía qué le pasaba. Según le había comentado, entre dimensiones no había vínculos, no había comunicación y, tan solo, unas pocas especies podían interactuar entre ellas, entre ellas, los dragones y, uno de los que mejor se manejaba entre dimensiones, era Anteapos.

Era un ser bastante especial y no por ser dragón, los dragones son seres que están en prácticamente todas las dimensiones, son de lo más corriente. Él lo era porque estaba tocado por dones especiales otorgados por seres muy especiales. Dichos seres no eran abundantes en ningún lado, es más, estaban prácticamente extintos, salvo que se le pusiera remedio y Anteapos tenía la clave.

Pero de eso no hablaremos ahora, no en este post, aunque lo estamos tocando de pasada.

Para Tamara, Anteapos era especial, no por ser un ser especial. Era especial porque estaban vinculados desde que lo conoció, sospechaba que, incluso antes de conocerle. Es más, sospechaba que de antes de nacer.

Cosas raras, cosas que ella pensaba a veces y, cuando se sentía mal, cuando él se alejaba, le volvían con fuerza dichos pensamientos.
Pero ella qué sabía de dragones, cosas especiales, dimensiones desconocidas. Ella todo eso lo sabía por lo poco que había visto y Anteapos le había contado.

Él era sus ojos y su vínculo interdimensional.
Ahora debía de estar muy muy lejos porque ella se sentía muy muy mal. Esperaba que no estuviera en peligro porque si, Anteapos sufría, ella sufría. Si él muriese, ella moriría. Eso era un vínculo, eso eran ellos. UNO.

Sus padres la veían deambular por la casa. Respiraba, vivía pero no estaba prácticamente en ese mundo. Estaba más meditabunda que nunca, sin ganas de comer, casi sin ganas de vivir.

Lo que ella no sabía era que Anteapos estaba igual, el vínculo se debilitaba y él también. Él sabía que el vínculo era fuerte pero creía que solamente en la dimensión de la Tierra y más débil, hasta casi desaparecer, en otras dimensiones pero tampoco había sido nunca para tanto, nunca había corrido peligro su vida, ni la de Tamara.
Debía encontrar a su madre cuanto antes.
Estaba tan débil, las ideas tan poco claras...

Tamara se estaba convirtiendo en un zombie, una persona que no estaba ni en este mundo, ni en ninguno. Su familia sufría por ella e iban a llamar a un famoso sicólogo a ver si podía sacarla de ese enroque mental en el que se encontraba. Ellos no sabían que era por el vínculo.

Anteapos era prácticamente transparente, solamente su cerebro funcionaba a una milésima parte, sus músculos, poderosos en otros momentos, se negaban a funcionar correctamente, se sentía morir mental y físicamente.

-Anteapos, vuelve. Despierta -escuchó.
O creyó escuchar.
-Anteapos, tienes que reunir toda tu fuerza para luchar contra el poder oscuro de esta dimensión -siguió escuchando.

El dragón intentó focalizar su fuerza para salir de ese parón, ese embotamiento pero no lo consiguió.

-Anteapos, eres un Dragón Celestial. Digno de optar a lo más alto del linaje Celestial. Esto no podrá contigo. Es una ilusión. Es una prueba, yo estoy saliendo, gracias a tu llegada. Tú debes hacerlo ahora.

Idéntico resultado, Anteapos no se reponía.

-Anteapos, sácame de aquí, tú puedes. Soy Breniskya, tu madre. Sácame. Salgamos de esta dimensión maldita.

Anteapos notó que las fuerzas volvía a él, que él podía con cualquier cosa, la negatividad que le había inundado estaba retrocediendo en su mente. Con un pequeño esfuerzo mental, logró rechazarla del todo.

-Madre. Estás aquí. Te busqué por innumerables dimensiones.
-Sí, vine a caer en esta y me pasó lo que a ti. No podía salir de ella pero no estaba tan mal como te he visto, tú te morías, yo simplemente, era incapaz de usar mis poderes, de marcharme, de contactar con más seres. Hay muchos seres prisioneros de esta oscuridad.
-Los liberaremos -se ofreció, siempre generoso, Anteapos. Juntos podemos.

Y así fue, liberaron con su poder Celestial redoblado a todos los seres de esa dimensión, relegaron a la oscuridad a esconderse, ocultarse, retroceder a los confines de la inmensidad dimensional.
No habían acabado con el mal, solamente lo habían alejado.

Tampoco era seguro que eso fuese el mal, simplemente era otra forma de vida, o no vida.

Tamara se sentía algo mejor pero no por el sicólogo, de hecho, todavía no había llegado, tenía demasiada lista de espera, demasiados pacientes.
Todavía era una especie de alma en pena pero se sentía mejor, algo había ganado.

Incluso había hecho algún pedido a una conocida marca de tiendas. Eso indicaba que también tenía alguna ilusión.

La ilusión que genera esperar algún paquete, aunque fuese un regalo a ella misma.
Pero bueno, era la ilusión de escuchar el timbre y recibirlo. Abrirlo y ver cómo era. Tenerlo en sus manos.

El sonido del timbre la sobresaltó.
Estaba sola, tenía que abrir ella.

Se levantó a duras penas del sofá, con esa pequeña luz de ilusión que da recibir un paquete, aunque tampoco era seguro, tal vez fuese alguna vecina pesada o alguien pidiendo dinero, lo típico.
Pero vamos, eran horas normales para que los repartidores hicieran lo que hacen, repartir.

Abrió la puerta y la sonrisa que se le dibujaba en la cara esperando recibir su paquete, se le cambió.
























































SE LE AMPLIÓ POR UNA GRAN SONRISA AL VER QUE SU VÍNCULO, ANTEAPOS, ESTABA EN SU PUERTA, FRENTE A ELLA.

Pero se le congeló al ver que estaba acompañado de una bella mujer de ojos dorados, indicio de que era otro dragón, según su experiencia.
Temió lo peor, Anteapos había encontrado pareja dragona y la iba a abandonar, se olvidaría del vínculo y formaría su vida dragonil o como se dijera.

-Tamara, te presento a Breniskya, mi madre.

El color volvió a la cara de Tamara. El color y la vida. Se sintió fuerte 200%, 1000%, 100.000%, muchos % a la vez.

-Bienvenida a mi casa. Bienvenidos ambos. Pasad.






















Y a todo esto.



FELIZ CUMPLEAÑOS TAMARA.



Siento no haberte preparado algo mejor, mi mente sigue embotada.

Pásalo muy bien.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. Cómo conseguir Penhall The Cholla.

Opinión: 
Buenassss.

El nombre del coche parece broma y bueno, el coche sirve para divertirse dando botes por ahí.
Yo no lo he usado, no es del tipo de coches que me gusta usar en este juego, la verdad.

Pero bueno, tal vez os interese saber cómo se consigue, aparte de, supongo que si toca en ruleta o en subasta.
Simplemente se consigue llegando al nivel 14 en Cross Country. Para ello necesitamos ir haciendo puntitos y carreritas, claro está. Pero en un nos ratillos lo tendrás. Horitas...



Por ahí va asomando la patita..., falta alguna carrera más y puntitos.

El coche es este.



Y la carrera final, pues esta.
Bueno, parte de ella.






Saludetessssss.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. Cómo conseguir el traje de Vikingo.

Opinión: 
Hola amigos.

El otro día os traje cómo conseguir el casco plateado de Vikingo y hoy, en la misma ubicación, Isla Fortuna, diferente carrera, El Leviatan, obtendremos el traje de Vikingo, ganándola, claro.

Es una carrera muy entretenida también y divertida, muchas curvas, cambios de tipo de terreno y todo lo interesante que nos trae Forza Horizon 4.

Como dije en el otro post, el casco dorado lo conseguí mediante ruletas, el plateado se gana en esta carrera.



Es muy recomendable y haces puntitos.




Bueno, hasta la próxima y todo eso.
Saludetesssssss.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. Conseguir casco plateado de Vikingo.

Opinión: 
Hola amigos.

A mí ya me tocó en una ruleta el casco dorado de vikingo pero me enteré que en cierta carrera, ganándola, te dan el casco plateado.

Esta carrera está en Isla Fortuna y se llama El Kraken.




Es una carrera medianamente larga pero entretenida, os gustará.




Próximamente veremos cómo se consigue el traje de Vikingo.

Saludetes.

jueves, 19 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. ¿Los caballos vuelan?

Opinión: 
Hola hola, amigos.

No sé si me leerá alguien o escribo para mí solo pero bueno, tampoco es mucho problema, yo tampoco me leo.

Si me leyese, no escribiría estas cosas y estaría por ahí apedreando gorriones, que es más de mi estilo.
Pero vayamos al grano, me han dicho que un caballo no vuela. Y le he dado la razón, lo que de verdad vuelan son 2 Cv. Y, si son de Citroen, pues seguramente, también.



Bueno, a ver... Este Citroen 2Cv. forma parte de la colección de coches James Bond de Forza Horizon 4.
Lo que pasa es que viene original con muy poca potencia...


Y claro está, yo quería que volase algo más decentemente, así que de los 45 kw, le puse como algo más de 10 veces más de potencia, lo siento.

Un poquillo inestable sí es el manejo pero para lo que lo quería, me sobraba prácticamente.

Se puede decir que me hizo bien el apaño.




Mi conductora vikinga hizo buen aterrizaje, como de costumbre, a ver si me toca el traje de vikingo para ponérselo porque solo tengo el casco.
Y a la vikinga, claro está.

Ya no se me ocurre qué más haré que vuele pero, quién sabe.

Saludetes.

martes, 17 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. Hippies voladores.

Opinión: 
Hooooola amigoss.

Seguimos echando a volar cosas del Forza Horizon 4.

En este caso y, sin que sirva de precedente o, SÍ, vamos a echar a volar a unos hippies.
Como dice el conocido refrán, "más valen cientos de hippies volando que uno en mano". Bueno, eso decía aproximadamente o, tal vez me lo inventé. Da igual.

Hippies a volar.




Nononono, pajaritos no.




Hippiesssssss.

Y cuando digo Hippies, digo Hippies.




La conductora vikinga siempre transporta rápido y seguro.

Ahora a pensar qué más echaré a volar...

No sé, ¿cuántas patas tiene un caballo?
¿Y dos?

Saludetes.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Forza Horizon 4. El triciclo volador.

Opinión: 
Buenassss.

Seguimos "en fase voladora".

Esta vez vamos a hacer volar un triciclo.
Pero no un triciclo normal, ni mucho menos.
Forza Horizon 4 tiene el mejor triciclo del mundo.

Es Morgan...

2012 US-spec Morgan 3-wheeler.jpg

Es Morgan Three Wheeler...

Este modelo es del 2011, fue presentado en ese año en Ginebra.
Se comenta que su precio ronda los 60.000€...

Pero vamos, que en Forza Horizon 4, lo tienes por menos...

Y les puedes hacer lo que quieras, incluso hacerlos volar.



Que si no quieres, no. ¿EH?

Pero querrás, digo yo...




Bueno, no sé, yo mientras pensaré qué más cosas voy a echar a volar.

Esas florecillas que se ven por los campos del vídeo creo que me están inspirando.