ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS
DURANTE UN TIEMPO SOLAMENTE PUBLICARÉ LOS COMENTARIOS DEL BLOG, DISCULPAD QUE NO OS VISITE O COMENTE. GRACIAS.

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 11 de agosto de 2011

Quemar grasa no es igual que sudar mucho. Consejos y ejercicios para mejorar nuestro cuerpo.

Opinión: 
quemar grasas






Con la llegada del verano mucha gente necesita de la "operación bikini" y se dirige como un poseso a cualquier gimnasio que tenga a mano.


Su objetivo. Adelgazar, perfilar su cuerpo, acabar con los michelines acumulados tiempo atrás.


¿Por qué no?
Pero en poco tiempo, a no ser que dejes de comer y te mates haciendo ejercicios, es tarea harto difícil conseguir un cuerpo 10, tal vez lo que consigas es un cuerpo dentro de un ataúd o un cuerpo enfermo.


Lo mejor, hacer ejercicio y cuidar la dieta durante todo el año.


Si no ha sido posible y tenemos que recurrir a unos pocos meses, hay que hacerlo con sumo cuidado y no descuidar alimentación ni a nuestro organismo, acostumbrado a otros "placeres", el cuerpo siempre nos pedirá comer o estar parado.


Sabido esto, ahora lo que deberíamos diferenciar es que sudar no significa necesariamente quemar grasas.



Quemar grasas es algo más esforzado que sudar como un cosaco, si los cosacos sudan.


Estamos acostumbrados a ver gente que se pone cosas alrededor del abdomen cuando hacen ejercicio porque creen que así quemarán la grasa de esa zona sudando, lo que sacarán es agua, grasa no. Lo que hará es cansarse mal, se deshidrate antes y antes de empezar a quemar la grasa, estará reventado.


Siempre se pierde líquido antes de nada a través del sudor, al acelerar el ritmo y alargar poco a poco el ejercicio, se empezará a quemar azúcar y grasa, así que no creáis que vais a quemar grasa si a los 10 minutos empezáis a sudar mucho, nada más alejado de la realidad, si dejáis el ejercicio en ese punto, será tiempo perdido, hay que llegar más lejos para quemar la tan odiada grasa.


Para quemar la grasa hay que seguir una gran disciplina que haga que el cuerpo tenga que recurrir a un gasto de energía adicional, eso exige un gran esfuerzo físico.


Con una vida sedentaria, la grasa se acumula y nos aparecen los temidos michelines, sudando no vamos a librarnos de esas zonas, perderemos peso en ese momento, el equivalente al agua que sudemos pero luego la beberemos e incluso más que la que gastamos, por lo tanto, pesaremos lo mismo y la grasa seguirá ahí, en su almacén acumulado de tu barriga.


Siempre hay que hacer ejercicio con ropa cómoda y holgada y después lo normal es tomar agua, no hace falta que toméis los bonitos productos de los anuncios de televisión, esos están pensados para deportistas de alto rendimiento y nutren al cuerpo de las sales que se pierden durante esos grandes esfuerzos. 
Para una persona normal, que hace un ejercicio normal, no es necesario tomar ese tipo de productos, no pierde tantas sales minerales y lo que hará es acumular un exceso en su organismo, que tampoco es bueno.


Nuestro objetivo por lo tanto será, la quema de grasas para bajar peso y por lo entonces debemos saber que la cantidad de calorías que quema un adulto tiene relación directa a su musculatura, por lo normal los hombres quemamos más calorías que las mujeres con el mismo ejercicio.


Sabemos también que los músculos pesan más que la grasa y por lo tanto, aumentando la musculatura se aumentará de peso.
Se puede medir igual y pesar igual pero luego una persona no tiene grasa y la otra, mucha.


EJERCICIOS.


Necesitaremos equilibrar bien los ejercicios, trabajo atlético y cardiovascular y luego hacer resistencia muscular al menos 5 veces a la semana. Este simple trabajo, ayudará a tonificar el cuerpo en un período de tiempo asequible.
Recordar que habrá que apoyarlo con una alimentación que tenga buena presencia de carbohidratos, proteínas y grasas.


El amigo J.L. Salgado nos ha hecho un gran aporte en su comentario en este post y lo edito para que sea tenido en cuenta:


Si reduces la ingesta de grasas, toma suplementos vitaminícos ricos en A, D y E, salvo que las únicas grasas que tomes sean aceite de hígado de bacalao, nueces o equivalentes.


Tenemos el problema del peso, al hacer ejercicio, aumentaremos la masa muscular pero no os preocupéis, los músculos queman energía constantemente aunque no estemos ejercitando el cuerpo en otros momentos.


Tomemos a nuestra principal enemiga, la grasa del abdomen, lo más difícil de tratar y de quitar, pero se puede, claro que se puede quitar la odiada grasa abdominal.
Tenemos que seguir una  rutina de ejercicios aeróbicos, abdominales y dieta baja en grasa para ello.


Lo normal es que, aunque hagamos y ejercitemos una parte del cuerpo, no solo quememos la grasa en esa zona solamente, la quemaremos en todo el cuerpo.


Pondremos algunos ejercicios para quemar grasa:




1. Ejercicios aeróbicos. Sal a correr, realiza tu propia rutina en casa, salta la cuerda, sube y baja escaleras, ayúdate de un video de ejercicios. Debes hacerlos por lo menos 4 veces por semana en sesiones de 45 minutos.




2. Sentadillas. Te ayudan a moldear glúteos y muslos. Al bajar no dobles la espalda ni inclines la cabeza, y cuida que tu propio peso no te lleve hacia adelante. Haz 3 series de 20 y conforme desarrollas tu resistencia, aumenta a 4 series, 3 veces por semana.




3. Abdominales. Ayudan a dar tono a tus músculos del vientre. Debes cuidar de no levantarte demasiado ni flexionar el cuello. Para lograr resultados visibles, hazlos por lo menos 3 veces por semana.




4. Crunches. Acostado boca arriba sobre el piso, flexiona las rodillas, apoya los pies al suelo, une tus manos y llévalas al pecho. Flexiona de la cintura hacia arriba, sostén 2 segundos y regresa. Repite 3 series de 15 cada una.




5. Flexiones laterales. Mantén la posición de los crunches pero con tus manos bajo la nuca. Flexiona el torso, toca con tu codo derecho la rodilla izquierda, sostén la posición 2 segundos y regresa. Repite 3 series de 15 cada una y cambia de lado.




6. Elevación de piernas. Acostado boca arriba, mantén tus brazos laterales, unidos a tu cuerpo y con las palmas hacia el piso. Contrae tu abdomen, eleva las piernas hasta dónde puedas sin flexionar las rodillas, sostén la posición 2 segundos y regresa sin tocar el suelo. Repite 3 series de 15 cada una.






Es muy importante que exhales en el momento de contraer tus músculos, e inhales cuando regreses a la posición inicial. Recuerda que tu salud y tu figura no son cosa de magia, hay que trabajar por ellas, pero después de 4 ó 5 semanas notarás el cambio.














3 comentarios:

  1. Si reduces la ingesta de grasas, toma suplementos vitaminícos ricos en A, D y E, salvo que las únicas grasa que tomas sean aceite de hígado de bacalao, nueces o equivalentes

    ResponderEliminar
  2. Genial post y útil, me apunto a la "operación bikini" desde ya.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias JL Salgado por la recomendación, edito el post y te nombro. Un saludo. Buen aporte.

    Admar, la "operación bikini" es mejor que sea durante todo el año :)

    Saludos.

    ResponderEliminar